sábado, 5 de junio de 2010

COMO ELABORAR UN PROYECTO

Por: ALVARO HERNAN SEPULVEDA (Docente de la I:E: ACADEMICO)

FORMULACIÓN DE UN PROYECTO

Resulta fundamental en la formulación del proyecto, no apegarse a ningún formato o guía para la presentación de proyectos. Lo importante es tener claridad sobre el problema u oportunidad al cual se quiere responder, en torno a los objetivos y la forma como realmente se puede y se quiere llevar adelante el trabajo del proyecto en cada caso concreto. Si existe claridad en estos aspectos, otorgada por una reflexión amplia y suficiente en las fases previas a la formulación, se estará en condiciones de diligenciar cualquier formato o guía de proyectos.
Vamos a enunciar en qué consiste cada una de las partes de un proyecto de promoción social, que es el tipo de proyecto que más interesa para efectos del presente texto.
Hoja de identificación/ Resumen ejecutivo/ Abstract: contienen la información básica del proyecto en textos que no rebasan las dos o tres páginas (el abstract suele ser un párrafo), de suerte que su lectura permite hacerse una idea de lo esencial del proyecto. Su elaboración solo es posible una vez concluida la formulación del proyecto en su totalidad.
Presentación: en un párrafo o dos se explica de que trata el proyecto, quién lo presenta y por qué lo hace.
Antecedentes: explica dónde y cómo se origina el proyecto, presenta los esfuerzos y dificultades que han existido en el área y la temática de intervención del proyecto, ya sea que estos antecedentes sean de la Comunidad con la cual se va a trabajar, de la entidad que formula el proyecto, de otras entidades o de otras experiencias similares.
Justificación: ofrece un diagnóstico claro en torno al problema u oportunidad que origina el proyecto y de ese diagnóstico se desprenden de forma coherente las razones que hacen importante y pertinente el proyecto para responder al problema u oportunidad identificados.
Objetivo General: plantea la orientación general del proyecto y sirve de articulador entre éste y los enfoques y propósitos más globales de desarrollo en los cuales el proyecto se enmarca.
Objetivos Específicos: son un desagregado que concreta los elementos enunciados en el Objetivo General.
Metas: son una cuantificación de los objetivos específicos y expresan los logros que se harán tangibles con la ejecución del proyecto.
Descripción: consiste en una presentación y explicación absolutamente clara, de las líneas de acción que obran como componentes del proyecto.
Metodología: se explican los conceptos, criterios, procedimientos y herramientas que se van a utilizar en el desarrollo del proyecto, señalando las variables a considerar en cada herramienta e indicando su orden de importancia.
Desarrollo: explica las fases de desarrollo del proyecto y las actividades que se llevarán a cabo en cada fase, de suerte que exista coherencia lógica entre una y otra y entre ésta y todas las demás partes del proyecto.
Seguimiento y Evaluación: establece los mecanismos, variables e indicadores de evaluación que se van a utilizar.
Cronograma: presenta gráficamente la duración en días, semanas o meses, de las fases y actividades señaladas en “Desarrollo del Proyecto”.
Presupuesto: se desprende de todas las partes anteriores y presenta debidamente relacionados y desagregados por rubros, los aportes de las distintas partes que van a intervenir con recursos en el proyecto.

Todas las partes señaladas deben ser armónicas entre sí y absolutamente nada puede aparecer sin previas sustentaciones. Por ejemplo: en el presupuesto no puede “aparecer” un gasto en materiales de construcción, si en el texto precedente no se ha explicado con claridad la necesidad, alcances y características de una construcción específica. En este caso, el proyecto deberá anexar planos y diseños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a que nos dejes tu comentario con el fin de enriquecer este espacio para beneficio de los visitantes

Gracias por dejarnos tu comentario